Según la documentación del archivo municipal el Cinturón Verde de Burgos nace por iniciativa del Ayuntamiento de Burgos en 1933, gracias a la clarividencia y perseverancia del Ilustrísimo Alcalde D. Manuel Santamaría Heras (1931-1936) cuya labor fue continuada por su sucesor el Ilustrísimo D. Carlos Quintana Palacios (1945-1949).

Ya antes de la Guerra Civil se comenzó con la repoblación del término municipal de Burgos. Tras la lógica paralización que supuso la contienda, se abordó la replantación a gran escala mediante la firma de un contrato (transformado luego en Consorcio) con el Patrimonio Forestal del Estado (1).

En mayo de 1956 se publicaba en el Boletín Oficial de la Provincia de Burgos el texto del Consorcio por el cual se reforestaron en Burgos 941 hectáreas (160 en el Castillo y Cerro de San Miguel y 781 en la “Cuesta del Grajo”, “El caballo” y “Páramo Aguayo”). Durante estos años (1956-1959) en que D. Mariano Jaquotot fue alcalde de la ciudad se realizaron la mayor parte de los trabajos.

El 12 de enero de 2004 -siendo Alcalde de la ciudad D. Juan Carlos Aparicio- se dió un nuevo impulso a este proyecto mediante la firma de un nuevo Convenio, en esta ocasión tripartito (Ayuntamiento, Junta y Caja de Burgos) para mejorar y ampliar el Cinturón Verde de Burgos. Gracias a este Convenio se han plantado más de 150 hectáreas, se han realizado tareas de conservación en unas 200 hectáreas, se han adecuado 8 senderos sobre la zona consolidada del Cinturón Verde, se han editado y distribuido 40 000 guías relativas a estos senderos y se ha construido una torre de vigilancia de incendios encima del Hospital provincial.

(1) En el archivo adjunto se transcribe el dictamen del Pleno municipal de 1954 por el que se aborda la plantación masiva de árboles en el Cinturón Verde de Burgos. Merece la pena leer despacio este precioso texto, que contiene antecedentes, objetivos, justificaciones y decisiones concretas para lograr la formación del Cinturón Verde del que ahora presumimos los burgaleses.